El sentido de lo cotidiano

“A fuerza de ser utilizados nuestros muebles acaban siendo nosotros, y nosotros, con ellos, nos volvemos un poco más madera, acero, skay, cuero, terminan pareciéndosenos como dicen que ocurre con los perros y sus dueños. Elegimos unos objetos con los que vivir y eso los hace conectarse con nosotros”.

Ángel Mateo Charris, Prólogo de Nada del otro mundo de Teresa Moro

El sentido de lo cotidiano trata de establecer un diálogo entre aquellos objetos que forman parte de la rutina mi vida diaria, y la incesante búsqueda de un sentido a esa cotidianidad.

Estos objetos me acompañan en el día a día y, constituyendo entes independientes por sí mismos, forman parte de mí, de mi cotidianidad, de mi presente y también de mi memoria. Existen aportando una forma concreta a diferentes aspectos de mi vida y de mi personalidad.

He querido observarlos, valorar la importancia de su presencia en la construcción de una rutina, y usarlos para expresar cómo afecta la constante repetición de determinados hábitos en la creación de un sentido particular de la propia existencia.

El-sentido-de-lo-cotidiano-1

El-sentido-de-lo-cotidiano-2

El-sentido-de-lo-cotidiano-3

El-sentido-de-lo-cotidiano-4

El-sentido-de-lo-cotidiano-5

El-sentido-de-lo-cotidiano-6

El-sentido-de-lo-cotidiano-7

El-sentido-de-lo-cotidiano-8